Pseudociencias


Ya hace años que contactamos con Carlos Moreno y Esther Márquez, profesores del Colegio Internacional del Pirineo en Andorra. Desde entonces hemos colaborado en diversos aspectos: han participado en nuestro Encuentro de Ciencias, han publicado trabajos en nuestra revista, etc. Hoy publicamos en nuestra Revista Digital de Ciencias un trabajo de una alumna de Esther, Evgeniya Ponomareva, de 1º de Bachillerato, que reflexiona sobre la medicina occidental, llamada por algunos medicina oficial con un matiz peyorativo, y las terapias alternativas. Adjuntamos también un par de vídeos en los que Esther y Carlos intentan explicar qué es la ciencia y cuáles son sus límites. No te los pierdas.

¡Muchas gracias a nuestros amigos de Andorra por seguir colaborando con nosotros!

Para acceder al trabajo de Evgeniya haz clic aquí.


¿Qué nos pasa? ¿Todo el mundo está chalado o qué? Un ataque de inconsciencia risueña está contagiando al mundo. Ahora también la primera ministra australiana se toma a chufa los pocos días que nos quedan a todos de vida. Empezaron los inconscientes gaditanos (ver dos entradas más abajo), pero esta gente se ríe de todo y hay que perdonarlos. Pero ¡una primera ministra! ¿De qué se ríe la primera ministra? Ya le llegará el llanto y el crujir de dientes. Menos mal que el gobierno USA se lo ha tomado en serio. ¡Ellos nos salvarán! ¡Que llamen a Bruce Willis!

Texto traducido del loco y frívolo discurso. ¡Que los mayas nos cojan confesados!

‘’Mis queridos compatriotas australianos todavía vivos, el fin del mundo se acerca, (como) ha predicho el calendario maya. Ya sean zombies devoradores de carne humana, bestias demoníacas del infierno o el triunfo del K-pop (el pop surcoreano) quienes asesten el golpe final, debéis estar convencidos de una cosa: lucharé por vosotros hasta el final. Al menos, esto significará que no tendré que volver a Preguntas y Respuestas (un programa político de televisión en el que los invitados contestan a las preguntas del público). Buena suerte a todos’’.

Visto en: Misterios al descubierto.

Al parecer, un blog oficial del gobierno americano ha tenido que desmentir que el mundo se va a acabar en las próximas semanas. ¡Uf, qué alivio! No saben el peso que nos quitan de encima. Sin embargo unos chirigoteros gaditanos ya se mondaban de risa de este tema hace más de dos años. Y la gente se reía también. El humor inteligente de la gente de Cádiz es muy inconsciente porque los mayas habían señalado el fin del mundo para estas fechas y sus razones tendrían. Ya se sabe que eran capaces de predecir estas cosas perfectamente. ¿Por qué se mondaban de risa los gaditanos?

Nota: ya habíamos hecho una entrada al respecto hace tiempo pero merece la pena insertar aquí el vídeo de nuevo. No te lo pierdas.

Para más información sobre el desmentido del gobierno americano: El País.

La paranormalidad normal es la magia. La actuación del vídeo es bella, creativa, sorprendente, pero no viola las leyes físicas ni presenta a dos iluminados con poderes extraordinarios. Esto  nos recuerda que los grandes magos en realidad detestan la superchería ya que, acostumbrados como están a usar lo normal con finalidades deslumbrantes, les molestan los fraudulentos deslumbramientos paranormales.

Podemos citar el caso del gran Houdini que tenía a toda la caterva brujeril de los nervios con sus invectivas y con su actividad desenmascadora. Todavía parte de su familia está intentando conseguir el permiso para hacer una nueva autopsia porque sospechan que fue asesinado por sus esotéricos enemigos (con un veneno, por supuesto, nada de vudús ni males de ojo).

En la actualidad tenemos al también grande James Randi que tiene planteada una apuesta pública para donar un  millón de dolares a aquella persona que demuestre poderes paranormales ante un comité independiente en condiciones controladas de experimentación. Huelga decir que se ha ahorrado el dinero aunque se ha vuelto un experto en descubrir engaños y trucos.

Disfrutemos con la magia de verdad. Por cierto, conocemos este vídeo por la gentileza de Sarah Dart, asistenta bilingüe en nuestro Instituto. ¡Gracias Sarah!

En la época postmoderna, felizmente también posteada por el dinamismo histórico, el credo común establecía que la verdad no era alcanzable, que no existía la objetividad, que la única diferencia entre un chamán y una quimioterapia eficaz era sociológica y cultural y que las diferentes posturas en controversia sólo eran relatos igualmente factibles sobre la realidad, en competencia para lograr su validación consensuada por la mayoría. Perfecto: ¿y cómo pudo meternos Einstein en la mente a toda la mayoría su extraña, contraintuitiva y difícil teoría de la relatividad? ¿No será más bien porque la Naturaleza se le ajustaba como guante suave? ¿Y qué problema hay entonces en denominarla verdadera, mientras nuevos hechos objetivos no demuestren lo contrario?

Una cierta prevención antidogmática es sana pero no lo es pasarse al extremo opuesto: en ese caldo de cultivo todo lo alternativo floreció cual humus agradecido. ¡Qué simpático y alternativo era todo! Pues ya vale: ahora se impone desenmascarar las mentiras que se nos han colado por ese gran hueco  que dejamos en nuestra mente abierta (y que según Carl Sagan haría que se nos cayera el cerebro). De toda la retahíla de medicinas alternativas parece que sólo se salvan la acupuntura y los masajes y éstas sólo para algunas cuestiones muy específicas (no son el balsamo de Fierabrás que se nos vendía como moto reluciente).

El siguiente artículo publicado ya hace más de un mes nos informa de una investigación auspiciada por organismos públicos españoles, suponemos que con la loable finalidad de poner un poco de orden en la cantidad de terapeutas alternativos que juegan con la salud y la dignidad de la gente, que ha determinado las medicinas alternativas que funcionan realmente. ¿Qué trabajo le cuesta a una medicina alternativa demostrar su efecto en un estudio serio, riguroso y válido metodológicamente? No es tan difícil ¿Por qué no lo hacen?

Más información: El País.

En unas cuantas entradas anteriores hemos tratado el curioso caso de la homeopatía. Disciplina ésta con más de dos siglos de antiguedad, presente en farmacias, consultas, congresos, revistas, páginas web… y que no había sido sometida a una revisión seria. Cuando hace algunos años la prestigiosa revista The Lancet publicó un artículo que demostraba que la homeopatía es indistinguible del efecto placebo, o sea, para entendernos mejor, que es un engaño, incluimos el enlace al resumen de la publicación en una entrada que trató extensamente el tema. Nuestro alumno de Ciencias para el Mundo Contemporáneo, Alejandro García Pestaña, nos ha encontrado el artículo completo y en español. Te lo hemos subido para que puedas echarle un vistazo.

¿Son los efectos clínicos de la homeopatía efectos placebo?

Para los más interesados recomendamos el libro de la colección ¡vaya timo! dedicado al tema (en el siguiente enlace).

Creíamos que ya nada nos sorprendería en el superpoblado territorio de las ideas absurdas y extravagantes pero está visto que la realidad siempre puede subir el listón. En el seno de la asignatura de Ciencias para el Mundo Contemporáneo estamos realizando un pequeño taller sobre pseudociencias. Mientras el alumnado trabajaba el tema con la ayuda de Internet, se escuchaba un estallido de risotadas porque habían encontrado este nuevo ejemplo de que nos va la irracionalidad: la tierra hueca. Habían visto ni más ni menos que una fotografía del acceso al interior de la Tierra que se ha escapado a la censura de las agencias secretas y los gobiernos que, dicho sea de paso, están todas y todos en esta nueva confabulación oculta. Al parecer los aviones que sobrevuelan la zona reciben una misteriosa visita de la NASA o de la CIA o del agente secreto Anacleto, que más da, y borran todos los vestigios del asombroso descubrimiento. También han encontrado un vídeo que nos explica que hay un sol en el interior de la Tierra y no sabemos cuantas sandeces más. Podríamos argumentar en contra pero sería darle demasiado valor a esta nueva estupidez, mejor nos unimos a nuestro alumnado con sus sanísimas risotadas.

¡Muchas gracias a Ana, Ismar y Silina por incrementar nuestra sección de humor con sus hallazgos!

Mientras en EEUU la empresa Power Balance pierde el equilibrio, debido a la enorme multa que la justicia de ese país le ha impuesto por tomarle el pelo a sus ciudadanos, en España la única sanción recibida partió de la Junta de Andalucía y consistió en 15.ooo €. Timadores de la vibración holográfica, ¿por qué no se vienen con nosotros? Aquí no fustigamos injustamente la imaginación creadora de la que ustedes han hecho gala, no exigimos pruebas de sus ocurrencias (esa infausta costumbre que tienen a gala los racionalistas cuadriculados), ¡vénganse con nosotros! Aquí jugadores de élite, miembros de la casa real y hasta la ministra de sanidad vibran cuánticamente con sus hologramas.

Más detalles sobre la vergonzante comparación: El País

 

 Ya avisábamos hace tiempo que dado lo barato que resulta tomar el pelo, aprovechando la ignorancia científica de nuestros ciudadanos y la permisividad legal, vendrían más holoestafas y más cuantoengaños. Con el antecedente del negociazo de la Power Balance, ¿por qué no lanzar más milagros vibracionales al mercado? Era de cajón.

Pues bien, aquí están. Manolo Enciso, marido de nuestra compañera Ana Martínez, nos hace llegar información sobre uno de ellos “El collar cuántico”. Tirando de ese hilo hemos encontrado unos cuanticos más. Empecemos con el collarcito. Incluimos la fotografía con su publicidad y desde luego para cualquiera que entienda sólo un poquito de Física recomendamos no perderse el texto explicativo: ni a caso hecho se pueden escribir tantas sandeces juntas (para leerlo mejor visitar la dirección que te enlazamos en la siguiente frase que incluye una imagen de más resolución y tamaño).  Incluimos también una entrada de “El Blog de Centinel” que dio publicidad a la tomadura de pelo y, según nos cuenta el mismo blog en otra entrada , con final feliz porque enterada FACUA los ha denunciado por publicidad engañosa. ¡Bien por esta asociación!

Visitando ese blog nos hemos encontrado más tomaduras de pelo:

El Q-link (obviamente la Q sugiere también lo cuántico).

La ecobola que habíamos escuchado publicitar en la radio y que al menos tienen la dignidad de avisarte subliminalmente de su intención última.

Las únicas acciones decentes contra estos estafadores son la denuncia legal, el castigo penal y, aquí entramos nosotros, la educación, para que nuestro alumnado tenga los suficientes recursos conceptuales y actitudinales para no caer en las burdas redes de estos aprovechados.

¡Gracias Manolo!

En un país en el que se habla profusamente del color de la corbata de los candidatos a la presidencia, y si a éstos les tembló el belfo o se les desvió el enfoque de uno de los ojos durante algunos milisegundos, como si fuera algo esencial, en un país así no nos debería de sorprender que las empresas de alimentación gasten más en ocurrencias de mercadotecnia que en verdadera investigación que mejore la calidad y las propiedades de los alimentos.

El mejor timo es aquel que engarza con algún resorte profundo del timado o incluso de la sociedad en la que se produce: respecto a lo primero tenemos la siempre presente preocupación por la salud y respecto a lo segundo qué mejor que prostituir el prestigio social que, merecidamente, la ciencia ha conseguido.

Bifidus, activaciones inmunitarias, antagonistas del colesterol, vitaminas de toda clase, calcio que viene de la vaca y no del calcio en sí mismo, minerales en general, antioxidaciones diversas, resveratroles, isoflavonas, bactericidas, reguladores del tránsito intestinal, anticancerígenos, prevenciones de toda laya, disminuidores de la tensión arterial, alargadores de la vida, esteroles, prebióticos, lecitinas, retardadores de la degeneración cognitiva, potenciadores de la memoria y la atención…¡qué castigo para aquellos que nos molestan las tomaduras de pelo! Por cierto, se nos olvidaban los activadores del implante capilar, que Berlusconi y Bono nos perdonen.

Afortunadamente las instituciones europeas han tomado cartas en el asunto y la llamada European Food Safety Authority ha empezado a exigir la demostración científica de todas las propiedades especiales que se publicitan. El resultado era de esperar: sólo el 20 % de las funcionalidades alimentarias prometidas eran reales.

Te enlazamos todo un buen artículo dedicado al tema. Consejo sobre todo dirigido a nuestro alumnado: no os dejéis tomar el pelo. Si os dejáis no sólo perdéis vosotros sino que todo el clima social y cultural se banaliza y deteriora. ¡Es un alto precio!

Las grandes mentiras en el etiquetado de los alimentos funcionales

Por cierto, la referencia comentada nos ha llegado  a través de nuestro colaborador, David Vera. ¡Gracias David!

Next Page »


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Powered by  IdeaSur Technology, S.L.