Medicina


En la época postmoderna, felizmente también posteada por el dinamismo histórico, el credo común establecía que la verdad no era alcanzable, que no existía la objetividad, que la única diferencia entre un chamán y una quimioterapia eficaz era sociológica y cultural y que las diferentes posturas en controversia sólo eran relatos igualmente factibles sobre la realidad, en competencia para lograr su validación consensuada por la mayoría. Perfecto: ¿y cómo pudo meternos Einstein en la mente a toda la mayoría su extraña, contraintuitiva y difícil teoría de la relatividad? ¿No será más bien porque la Naturaleza se le ajustaba como guante suave? ¿Y qué problema hay entonces en denominarla verdadera, mientras nuevos hechos objetivos no demuestren lo contrario?

Una cierta prevención antidogmática es sana pero no lo es pasarse al extremo opuesto: en ese caldo de cultivo todo lo alternativo floreció cual humus agradecido. ¡Qué simpático y alternativo era todo! Pues ya vale: ahora se impone desenmascarar las mentiras que se nos han colado por ese gran hueco  que dejamos en nuestra mente abierta (y que según Carl Sagan haría que se nos cayera el cerebro). De toda la retahíla de medicinas alternativas parece que sólo se salvan la acupuntura y los masajes y éstas sólo para algunas cuestiones muy específicas (no son el balsamo de Fierabrás que se nos vendía como moto reluciente).

El siguiente artículo publicado ya hace más de un mes nos informa de una investigación auspiciada por organismos públicos españoles, suponemos que con la loable finalidad de poner un poco de orden en la cantidad de terapeutas alternativos que juegan con la salud y la dignidad de la gente, que ha determinado las medicinas alternativas que funcionan realmente. ¿Qué trabajo le cuesta a una medicina alternativa demostrar su efecto en un estudio serio, riguroso y válido metodológicamente? No es tan difícil ¿Por qué no lo hacen?

Más información: El País.

El científico español Pedro Alonso ha estado implicado en parte del trabajo que ha dado lugar a la primera vacuna con buenos resultados contra la malaria. Los primeros resultados de la última fase del desarrollo de la vacuna arrojan una protección de un 50% en niños. El desarrollo actual está en manos de un laboratorio privado pero concertado con fundaciones filantrópicas y finalmente se comercializará a un precio lo más bajo posible.

Este descubrimiento nos produce mucha más emoción y alegría, sobre todo a los que ya somos padres, que todos los milisegundos ganados a todos los megacircuitos del mundo. ¡Qué buena noticia!

Para más información: El País

El estadounidense Bruce Beutler, el francés Jules Hoffmann y el canadiense Ralph Steinman han recibido el premio Nobel de Medicina de este año por sus avances en Inmunología. En concreto en la activación del sistema inmunológico que por ejemplo ha dado paso a las inmunoterapias contra el cáncer. La triste paradoja es que Steinman (en la fotografía su imagen con su familia en una reciente rueda de prensa con motivo del premio) ha muerto de cáncer de pancreas sólo hace unos días por lo que ni siquiera está claro que finalmente reciba el premio porque no se conceden a título póstumo. En cualquier caso seguro que muchos de nosotros les deberemos dentro de algún tiempo que hayan abierto la vía de fortalecer el sistema autoinmune para defendernos de esta terrible enfermedad.

Más información: El País

Después de que el siglo pasado nos haya enseñado con claridad que el mero altruismo no es un motivador suficiente para fundamentar todo un sistema político y , por efecto rebote, nos hayamos pasado al extremo opuesto, a saber, que la mera búsqueda del beneficio individual  producirá por arte de magia el bien común, todo tipo de tiburones, buscadores del éxito rápido e intrascendente y enanos morales han desfilado por nuestros telediarios como si nada. El resultado hace algunos años que se está haciendo patente.

En ese panorama desalentador la generosidad de la investigadora Consuelo Guerri nos reconcilia con la esfera pública en la que ella ocupa ahora un lugar digno y ético: un ejemplo para todos que se decía antes. Ha donado el dinero de un prestigioso premio para más investigación e incluso para que sus becarios puedan continuar su labor (en la fotografía Consuelo recibiendo el premio europeo Manfred Lautenschläger).

¡Muchas gracias Consuelo, por existir!

Más información: El País

Frente al carpetovetónico ¡que inventen ellos! para que, dicho sea de paso, luego les paguemos las patentes, algo hemos mejorado en la consideración social de la investigación científica y también en el apoyo público que esta importante actividad recibe en nuestro país en las últimas décadas. En relación al primer punto nos sorprendió comprobar que en la última encuesta realizada por el C.I.S. los científicos ocupaban el primer lugar en prestigio social.

Algunos resultados empezamos a ver: un grupo español ha iniciado, parece que con buenas perspectivas, el largo camino que conduce a una vacuna contra el SIDA. Tenemos muchas cosas de las que lamentarnos. Sobre esta noticia seguro que no. Además la mitad del grupo trabaja en Madrid y la otra mitad en Barcelona. Cuando el objetivo merece la pena de verdad esto no parece que suponga ningún tipo de problema.

Más información: El País.

Nuestro colaborador y compañero, Antonio Cerván, nos ha puesto en contacto con este vídeo que aúna la excelencia en el diseño de la animación utilizada y la excelencia támbién en la exposición gráfica de las modernas técnicas para el soldado de huesos usando tornillería (creemos que algo de esto saben los pilotos de motos). Decía Antonio de broma que el futuro está en las ferreterías.

[youtube]RDspAS2rHGk[/youtube]

Gracias, Antonio.

El presidente del AMPA de nuestro Instituto nos hace llegar la referencia de un vídeo elaborado por alumnos de un Instituto de Pozoblanco en relación a primeros auxilios, en concreto, reanimación cardio pulmonar. Nos decía Juan Luis Gil en un correo que le parecía interesante que el máximo de gente vea este vídeo ya que su visonado puede ser, añadimos nosotros, la línea que separe, en una desgraciada circunstancia, la vida y la muerte de una persona. Recomendamos encarecidamente su difusión.

¡Gracias Juan Luis!

[youtube]XY7Xn4ihyVo[/youtube]

Luis Vicioso Recio es Jefe de Sección del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Virgen de la Victoria y profesor de Anatomía Patológica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga. Con la mediación de nuestra compañera y colaboradora de este blog, Pilar Contreras, nos ha escrito expresamente (¡gracias Luis por dedicarnos la gran cantidad de tiempo que se necesita para esto!) un artículo divulgativo sobre el cáncer que Pilar estima será muy útil para que nuestro alumnado de Bachillerato tenga una primera aproximación a este tema, tan de actualidad por desgracia.

Nos gusta pensar que el cáncer nos está enseñando que esa idea, tan machaconamente repetida durante las últimas décadas, acerca del bien común como algo que emergerá misteriosamente de la búsqueda del beneficio individual, como única guía, es incorrecta. Por supuesto que el objetivo número uno de una célula es sobrevivir y preocuparse de su bienestar y futuro, aunque como perteneciente a un cuerpo, está supeditada a los controles que éste como totalidad establece para que su voracidad no acabe con su integridad y, dicho sea de paso, con la célula misma. Un cuerpo sano ha sabido responder al problema de compatibilizar el beneficio individual de cada célula con el beneficio que obtiene por pertenecer a una estructura que la engloba y la sirve y a la que también contribuye. El cáncer supone la ruptura de ese equilibrio.

Para los interesados en el tema os recomendamos el artículo de Luis al que podéis acceder haciendo clic en el siguiente enlace.

Hace unos días hemos proyectado la película “El Jardinero fiel” a nuestro alumnado de Ciencias para el Mundo Contemporáneo. Si no la habéis visto lo primero es recomendarla ya que es una gran película y lo segundo contaros que trata el mundo de los ensayos clínicos promovidos por empresas farmaceúticas y de sus posibles derivaciones fraudulentas o directamente canallescas. Guiados por el escrúpulo del rigor avisábamos que el argumento es ficticio ya que está basado en un relato novelesco aunque nos permitimos sugerir la sospecha de que la realidad pueda siempre superar a la ficción, como bien sabemos ya todos aquellos que tenemos cierta experiencia vital. Lo que no sabíamos en ese momento es que la certificación en forma de noticia llegaría tan pronto.

El periódico El País ha publicado este fin de semana la noticia de los ensayos realizados entre 1946 y 1948 por un grupo de médicos estadounidenses, dirigidos por John Charles Cutler, bajo el patrocinio directo de la Secretaría de Salud del Gobierno Estadounidense inoculando con sífilis y gonorrea a inocentes y engañados ciudadanos guatemaltecos, incluidos niños pequeños, que todavía sufren las secuelas de este salvaje procedimiento, para experimentar terapias con ellos (en la fotografía una de las niñas inoculadas con sífilis que ha padecido toda su vida los efectos de la enfermedad).

Los todavía afectados los denominan “Los experimentos del diablo” y en un último rapto de dignidad que ojalá llegue a algún puerto justo, han denunciado a su propio gobierno, que sin duda colaboró, y al gobierno de los Estados Unidos directamente implicado en el asunto.

Más información: El País

El científico español Juan Carlos Izpisúa ha conseguido poner a punto un modelo para estudiar el envejecimiento celular usando células de enfermos de progeria, una terrible enfermedad que provoca un envejecimiento prematuro en niños (ver vídeo). Estas células serán ahora usadas para conocer en profundidad los mecanismos por los cuales las células envejecen y acercarnos quizás un poquito al antiguo mito del elixir de la eterna juventud. La importante investigación se ha publicado en la revista Nature.

La única duda sería qué pasará con la edad de jubilación.

Para más información: El País

Resumen del artículo en Nature

« Previous PageNext Page »


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Powered by  IdeaSur Technology, S.L.